Una de las mejores formas de encontrar el bienestar y el descanso es tener una buena postura corporal. Una buena higiene postural ayuda a prevenir lesiones, fatiga y estrés muscular, así como otras dolencias.

Además, hay que tener en cuenta que estiliza, aumenta el rendimiento físico, favorece la circulación y mejora el estado de ánimo.

En muchas ocasiones, las mujeres pasamos largas horas sentadas en una misma posición, y nuestro cuerpo tiende a sobrecargarse. Cuando esto ocurre, aparecen las malas posturas.

¿Cómo podemos evitar las malas posturas?

Es necesario tener una conciencia postural en la oficina o durante las largas jornadas que pasemos trabajando.

Pero además, existen complementos que nos ayudan a adoptar posturas correctas. Uno de ellos, es la ropa Corpore Wear, que incorpora un sistema de compresión que actúa únicamente cuando la espalda se curva. Gracias a unas bandas en la espalda, eres consciente de si tu postura es la adecuada y te ayuda a colocarte bien.